Los lazos y cordones están hechos de fibras de alta tecnología. En la jungla de materiales de Kevlar, nailon o Dyneema, la vista general puede perderse rápidamente. La información falsa circula rápidamente. Dyneema, en particular, tiene mala reputación. Equivocadamente.

Una contribución de Fabian Reichle - Bächli Bergsport

La segunda mitad del siglo pasado se caracterizó por las innovaciones técnicas, también en los deportes alpinos. Los zapatos de uñas dieron paso a las modernas botas de montaña, las membranas de alta tecnología reemplazaron la pesada chaqueta de algodón y la cuerda de cáñamo, que era cuestionable en términos de seguridad, dio paso a materiales químicos modernos. Estos materiales son complejos; comprenderlos requiere una ciencia de materiales intensiva.

Por tanto, no es de extrañar que en ocasiones exista escepticismo y desconfianza hacia las sogas finas.

Hay muchos rumores, especialmente sobre las eslingas Dyneema. Son suaves y súper delgadas: desde que las trampas de Dyneema han estado en circulación, han tenido una postura difícil.

¿Puedes siquiera anudar estas cosas correctamente? ¡Son tan estrechos que se rompen inmediatamente en caso de caída! Y de todos modos: Dyneema ciertamente se derrite increíblemente rápido y es destruido en muy poco tiempo por la radiación UV. Algo así, los rumores sin fundamento rondan la escena alpina. Gran parte de esto no es cierto.

Súper práctico en rutas de varios largos: el Alpine Trad Sling de Mammut.

Pequeño en tamaño de paquete y ligero

¿Qué es Dyneema de todos modos? Básicamente es un nombre de producto de la empresa holandesa DSM. El material en sí consiste en las denominadas fibras de polietileno, que se tejen de manera extremadamente apretada, lo que da como resultado un tamaño de paquete pequeño y, por lo tanto, un peso reducido.

Dyneema también debe su superficie lisa a estas fibras producidas químicamente, por cierto, la principal razón por la que los bucles son blancos, ya que son difíciles de teñir. Además, solo se pueden comprar cosidos.

En pocas palabras, eso es todo lo que el consumidor medio necesita saber sobre el material. Como cualquier otra fibra química, Dyneema es un producto de alta tecnología que requiere una gran cantidad de conocimientos especializados para ser comprendido. Si aún desea leer sobre el tema, encontrará una lista de enlaces al final de este artículo para profundizar en el tema.

Dyneema en el interior, poliamida en el exterior: el Tech Web Sling 12 de Edelrid.

¿Qué sostiene Dyneema y qué no?

Dyneema como riesgo para la seguridad: las preocupaciones están justificadas, porque obviamente hay tolerancia cero para el material frágil en la roca. Sin embargo, estas preocupaciones carecen de fundamento. Las pruebas prácticas han demostrado que las eslingas fabricadas con Dyneema se pueden utilizar exactamente de la misma forma que las eslingas fabricadas con nailon o Kevlar.

Se puede anudar muy bien y queda en punta con nudos. La superficie lisa es un problema cuando se conectan dos cables de Dyneema solos. Sin embargo, este propósito no es realista porque, como se mencionó, el material siempre se vende cosido.

La situación es diferente con las caídas en cabestrillos de Dyneema. Aquí el material se rompe con relativa rapidez. Sin embargo, la cuestión es que no es Dyneema en sí lo decisivo, sino el hecho de que las eslingas estáticas no están diseñadas para absorber caídas dinámicas. Nylon, Kevlar y Co también se rompen. Las diferencias en los límites de carga son marginales. E incluso si la soga aguanta, las fuerzas que actúan sobre el cuerpo cuando se atrapan pueden ser devastadoras.

Sucede exactamente lo mismo con la fricción y la posterior fusión. Pero también aquí se aplica:

La diferencia entre Dyneema y otros materiales es mínima. Lo mismo se aplica a la exposición a la radiación UV.

Con todas las críticas a Dyneema, la perspectiva a menudo es incorrecta. En última instancia, no depende del material, sino del uso previsto y el manejo de los lazos y cables estáticos. Eso significa: nunca cargue dinámicamente, evite la fricción tanto como sea posible y sea conservador con los materiales que están expuestos permanentemente a la luz solar.

La inmersión profunda en materiales de alta tecnología puede ser emocionante, pero solo es un juicio condicional.

Desafortunadamente, los rumores surgen con demasiada rapidez y persisten: las especulaciones teóricas se convierten rápidamente en hallazgos no prácticos.

En resumen: los arneses delgados y lisos de Dyneema pueden ser un elemento disuasorio, pero quienes los utilicen correctamente aprenderán a apreciar sus grandes ventajas, a saber, su peso reducido y su tamaño reducido.

Para todos aquellos que tienen hambre de conocimiento: enlaces adicionales sobre el tema de las eslingas Dyneema

Más enlaces para todos los que quieran lidiar con Dyneema

Eso te puede interesar

+ + +
Créditos: Imagen de portada Mammut