En una entrevista con Claus Lochbihler, Simone Moro habla sobre el frío, la ventaja de los dedos cortos y lo que lo atrae a las montañas más altas del mundo en invierno.

Entrevista de Claus Lochbihler – publicada por primera vez en la revista especializada bergundsteig

Simone, hace tres años pasaste 45 meses en el transcurso de tu carrera en temperaturas entre -20 y -50 grados. ¿Cuántos meses fríos ha habido desde entonces? 

Voy de expedición todos los inviernos. Cada uno de estos tiene una duración de tres meses. Así que ya son más de 50 meses los que he pasado en condiciones extremadamente frías. Tanto más sorprendente que todavía tengo todos mis dedos de manos y pies. Y nunca he sufrido congelación severa. 

¿Como es? 

Soy muy cuidadoso y hago todo lo posible para que mis pies no se enfríen. Una de las cosas más importantes es que cambie sus calcetines con frecuencia y regularidad. ¡Cada día! Cuando vuelvo a la tienda después de un largo día, inmediatamente me quito los calcetines, me seco los pies y me pongo un par seco. Caliento otro par usado en mi cuerpo durante la noche para tener calcetines calientes de repuesto a la mañana siguiente.

Entrevista al alpinista extremo Simone Moro
Simone Moro 2004 en la primera ascensión invernal del Shisha Pangma (8027 m).

¿Un par o dos de calcetines? 

Sólo algunos. Algunos usan calcetines de seda o calcetines dobles además de medias de lana. Pero para mí es más importante evitar a toda costa los puntos de presión o compresión en los pies. Si algo impide el flujo sanguíneo, aunque sea mínimamente, aumenta el riesgo de congelación. 

¿Lana o sintético? 

Lana en los calcetines y en el cuerpo. lana merina Te mantiene caliente incluso cuando está mojado o sudado. Mejor que cualquier sintético. Siempre uso mi ropa interior más limpia cuando intento la cumbre. Porque te mantiene más caliente y retiene el calor mejor que la ropa sucia. Si es posible me ducho. Si eso no es posible, me limpio de todos modos. Para que la ropa limpia se mantenga limpia y caliente el mayor tiempo posible. 

"Algunos ven los sistemas de calefacción en los zapatos como una violación de la ética, una especie de dopaje técnico".

simone moro

¿Usas sistemas de calefacción en los zapatos? 

Aún no. Aunque sé que funcionan muy bien. Podría intentar eso. Por supuesto, algunos lo ven como una violación de la ética, una especie de dopaje técnico. 

¿Qué medicamentos tiene con usted, en caso de que usted u otra persona sufra congelación?

Jeringas de heparina [Las heparinas se utilizan en medicina para prevenir la trombosis y la coagulación de las muestras de sangre. Para la congelación, se puede usar heparina si existe riesgo de trombosis venosa profunda; Nota del editor]. Por suerte todavía no los he necesitado. Algunos también tienen Viagra con ellos, porque entonces la heparina funciona aún mejor. Pero he tenido suerte hasta ahora. O fui lo suficientemente cuidadoso.

Lo peor que he visto de congelación siempre ha afectado a los participantes en las expediciones comerciales de verano. Una vez incluso uno en el que se temía que perdería los diez dedos de los pies. No sé exactamente qué sucedió allí, si fue demasiado lento o tuvo que pasar la noche al aire libre. Pero algo salió terriblemente mal. 

"Donde otros ya se están congelando y temblando, por lo general todavía estoy caliente".

simone moro

¿Hay factores físicos que lo hacen particularmente resistente al frío?

Mi madre siempre decía que cuando iba a esquiar, a hacer esquí de fondo y a correr, a menudo vestía solo una camiseta o vestía muy ligera. El frío normal no me molesta tanto. Probablemente me beneficie a gran altura y en el frío de tener dedos de manos y pies relativamente cortos y pies no particularmente grandes. La circulación es mejor allí que con los dedos de manos y pies largos. No soy particularmente alta, pero tampoco demasiado delgada. Creo que es por eso que mi cuerpo tiene una regulación de temperatura bastante buena. 

Donde otros ya se están congelando y temblando, por lo general todavía estoy caliente. Pero, por supuesto, lo más importante es el equipo, y cuánto mejor es en comparación con la época en que los grandes polacos trasladaron el montañismo invernal al Himalaya. 

¿Puedes demostrar eso con un ejemplo?

Mi bota de alpinismo de expedición ahora pesa poco menos de un kilo cada una. Te mantiene mucho más abrigado que las botas de montaña de cuero con las que viajaban los polacos. Uno pesaba tres kilos. Y en el frío helado, están congelados rígidos. Las modernas botas de alpinismo de expedición siguen siendo maravillosamente flexibles. 

"El alpinismo invernal siempre me ha fascinado".

simone moro

¿Qué papel juegan los pioneros polacos del alpinismo de altura en invierno, sobre todo Jerzy Kukuczka y Krysztof Wielicki - en eso simone moro se ha convertido en el alpinista de invierno más exitoso actualmente? 

El alpinismo invernal siempre me ha fascinado. Cuando comencé a escalar y hacer montañismo, tenía los libros por Reinhold Messner y walter bonati Ha leído. Como es bien sabido, Bonatti fue un pionero del alpinismo invernal, que inició su carrera con la ascensión invernal en solitario del Cara norte del monte Cervino ha terminado Messner también salía mucho en invierno. Pero ninguno de los dos, ni siquiera Messer, que se ha encargado de todo lo demás, ha logrado escalar un pico de 8.000 m en invierno.

Cuando los polacos lo hicieron en la década de 80, Messner también hizo un intento Makalu inspirado. Pero la ascensión invernal de una 8.000 es una de las pocas cosas que no ha conseguido. Esto también muestra cuán grande fue el desempeño de los polacos. 

¿Cómo reaccionaste a eso? 

Me pregunté: ¿por qué los polacos? Y miré el mapa para ver qué tan altas son las montañas más altas de Polonia. Eso es el Altos Tatras, con montañas las más altas alcanzan poco más de 2.600 metros. Primero me sorprendió, luego me inspiró. 

"Todo es tan complicado y exigente en invierno, incluso llegar allí, que se trata de sobrevivir".

simone moro

¿Por qué razón? 

Porque me mostró cuánto se puede lograr con pasión y voluntad. Cuando creces en Bérgamo, no está predeterminado ('predestinato' como decimos en Italia) que te convertirás en un exitoso escalador de altura en invierno. Los polacos me demostraron que es posible. 

¿Qué te fascina del alpinismo invernal en las montañas más altas del mundo? 

En invierno estás en Himalaya o en Karakorum completamente solo. Te mueves en un absoluto desierto y soledad que no existe en ningún otro lugar. En invierno todo es tan complicado y exigente, incluso llegar allí, que se trata de sobrevivir. No se trata tanto de la dificultad alpinista, sino -mucho más que en la temporada de verano- de la mera supervivencia.

“Al mismo tiempo, la experiencia es cercana a lo que vivieron los primeros exploradores y excursionistas: lo desconocido”.

simone moro

Al mismo tiempo, la experiencia se acerca a lo que vivieron los primeros exploradores y senderistas: lo desconocido. Tienes que encontrar la ruta en una montaña que cambia constantemente en invierno. A veces tan fuerte que algunos días ya no reconoces la montaña donde has estado acampando durante un mes. 

¿Qué hace específicamente que el invierno sea más difícil? 

Todo. Comenzando con la planificación y la aclimatación a cosas muy pequeñas y simples como tomar fotografías. 

¿Cómo lo haces? 

Antes de sacar la cámara, reviso todo en mi cabeza: ¿dónde está tu cámara? ¿Qué foto quieres tomar? ¿Tienes que cambiar algo en la cámara para esto? ¿Qué? Después de eso todo va más rápido. Y más controlado. Minimizo el tiempo que me expongo y expongo mis manos al frío. 

"Si las cosas van mal, te sientas en una tienda de campaña durante un mes y luego llega la ventana climática para el intento de cumbre".

simone moro

¿Y la aclimatación? 

En invierno hay incluso menos ventanas climáticas que en verano, a veces ninguna. Esto hace que la aclimatación y el entrenamiento sean mucho más difíciles porque hay mucho menos que hacer en un horario. Si las cosas van mal, te sientas en una tienda de campaña durante un mes y luego llega la ventana climática para el intento de cumbre. Es como cuando un atleta de atletismo va a los Juegos Olímpicos y tiene que correr 400 metros después de un mes de estar inmóvil. Es aún peor porque al menos el atleta puede comer y dormir bien, no sufre de náuseas y su cuerpo no se descompone constantemente debido a la altitud. 

¿Cómo lidias con el mal tiempo que te ata al campamento?
Durante la última expedición cambié de estrategia. No me quedé en la tienda de campaña, también salí en medio de la tormenta para entrenar cerca del campamento base y mantenerme en forma. Por supuesto, hay que tener cuidado de no congelarse o resfriarse. Pero así es como te mantienes un poco en forma. 

“De hecho, Karl Gabl me dice cuándo puedo empezar. Si lo hago y cómo es entonces mi decisión”.

simone moro

A diferencia de los "guerreros de hielo" polacos, hoy obtienes previsiones meteorológicas muy precisas.

Estoy muy agradecido de estar con Karl Gabl pueden trabajar juntos. No creo que nunca me haya dado una predicción que resultó ser incorrecta. A veces, sus evaluaciones son cautelosamente pesimistas, pero eso es lo mejor. Prefiero sentarme en el campamento base cuando el clima es sorprendentemente bueno que en una tormenta en la montaña. Si no está seguro, hacemos arreglos para volver a llamar al día siguiente. Sus fechas son muy precisas y conservadoras. Y lo más importante: como él mismo es un montañero tan experimentado, sabe exactamente cómo es la montaña en determinadas condiciones meteorológicas. De hecho, Karl Gabl me dice cuándo puedo empezar. Si lo hago y cómo es mi decisión. 

Hay un frío extremo. Y el frío extremo a la altura extrema. Usted ha experimentado ambos, sobre todo a través de su expedición a Pobeda, una montaña extremadamente fría pero de solo 3.000 metros de altura en Siberia. 

De hecho, una de las razones de esta expedición fue que quería aprender más sobre la diferencia entre el frío extremo y el frío extremo combinado con una altitud extrema. 

"Cuando estás a 8.000 metros, es exactamente así: el cuerpo simplemente no tiene el oxígeno para generar suficiente calor".

simone moro

Y? 

Puedes comparar nuestro cuerpo con una chimenea abierta. Si el fuego no recibe oxígeno o recibe muy poco, no produce calor, solo humo. Es lo mismo cuando estás a 8.000 metros: tu cuerpo simplemente no tiene el oxígeno para generar suficiente calor. Desde esta perspectiva, menos 30 grados a 8.000 metros es mucho más frío que menos 50 grados a 3000 metros.

Luego están todos los demás factores: podía comer bien en Siberia, mi digestión funcionó. Cuando me desperté por la mañana estaba completamente regenerado. Hacía mucho, mucho frío, pero todo lo demás no era diferente que en los Alpes. Tamara y yo estábamos tan en forma que hicimos la cumbre en un ascenso rápido para evitar un vivac. Por otro lado, a 8.000 metros estás solo a una fracción de tu capacidad normal. Por otro lado, sudas mucho menos a gran altura porque te mueves mucho más despacio. Y porque ya estás tan deshidratado. 

"En términos de frío, se podría decir que entreno para estimular la capacidad de mi cuerpo para generar calor".

simone moro

¿Entrenas específicamente para el frío? 

Entreno todos los días. Cuando se trata de frío, se podría decir que entreno para estimular la capacidad de mi cuerpo para generar calor. 

Entonces, ¿correr y correr de nuevo? 

Corro entre 100 y 120 kilómetros a la semana. Aún más sería ideal, pero no puedo hacerlo debido a limitaciones de tiempo. 

¿Cuál fue la altitud más alta a la que has vivaqueado?

En invierno una vez en Makalu a 7.700 metros. Y en la temporada de verano del 2000, cinco días conmigo Denis Urubko en el Everest a una altitud de más de 8.000 metros. Eso fue muy difícil. Perdí 10 kilos en cinco días. Realmente podías ver cómo mi cuerpo devora sus músculos. Fue entonces cuando entendí que no se puede pasar tanto tiempo a una altura tan alta. 

¿Cómo duerme Simone Moro a tales alturas?

Teniendo en cuenta las condiciones y en comparación con mis compañeros de montaña, fue sorprendentemente bueno. Me duermo muy rápido. Mis compañeros de montaña a veces se sorprenden. Tamara Lunger casi se enojó una vez y me despertó porque no podía creer lo rápido que me quedé dormido. 

"ElNunca he vuelto atrás solo por el frío. Y he vuelto muchas veces".

simone moro

¿Tu consejo para dormir?

Definitivamente necesitas algo con aire dentro como base: Thermarest o algo así. Que aísla. Sin una capa de aislamiento, el piso frío absorbe todo el calor de tu cuerpo. 

¿Has dado la vuelta porque hacía demasiado frío?

No. A menudo volvía por el tiempo o porque había demasiada nieve. O el glaciar era demasiado irregular, agrietado y peligroso como el invierno pasado en Gasherbrum, donde nos detuvimos después de que caí en una grieta. Pero nunca he vuelto atrás solo por el frío. Y he vuelto muchas veces. 

¿Y si al frío se le suma el viento?

Entonces sí. El viento es un factor mucho más determinante que el frío. El clima suele ser soleado, pero el viento es tan fuerte que aún no puedes ir. El viento es uno de los factores más limitantes a tales altitudes. 

"Si sales a esa altura en invierno, en total oscuridad y a 50 grados bajo cero, tu psiquis explota a las pocas horas”.

simone moro

No obstante, se intenta evitar en la medida de lo posible los mayores resfriados.

Claro. En invierno no puedes salir a medianoche como en verano, hace demasiado frío para eso. Y tampoco puedes manejarlo mentalmente: si te lanzas a tales alturas en completa oscuridad y a 50 grados bajo cero en invierno, tu psique explotará después de unas horas. Necesita sol o luz, al menos en el campo base. Por eso no salgo hasta las 5 o 6 de la mañana en invierno. 

¿Cómo te mueves a gran altura? ¿Y a qué le prestas atención?

A muchas cosas. Intento vigilar las nubes, incluso las más lejanas, porque de repente pueden aparecer muy, muy rápido cuando el viento es fuerte. Si bien nunca he experimentado visiones ni escuchado voces, sé que puede suceder a esta altura. Por eso presto atención a mi conciencia ya cómo me percibo. Y cuento mis pasos. 

Wie? 

Pienso en cuántos pasos puedo dar. Como 20. Luego cuento hacia atrás desde 20 y trato de mantener mi ritmo hasta que llego a cero. 

“Tienes que estar enfocado en tu vida cuando importa. No hasta la cima”.

simone moro

¿Y el tiempo? 

Estoy constantemente revisando el reloj y mis límites de tiempo. Esa es una de las cosas más importantes: Hay que poner límites. Y luego apégate a eso. Y hay que ser realista, hay que saber a qué altura, en qué terreno y en qué condiciones se puede subir cuántos metros: ¿120 metros de desnivel por hora? ¿Más? O solo 70? Creo que cuanto más a menudo hayas estado en una expedición, mejor y más realista podrás evaluarla. Tienes que ser capaz de volver atrás. Incluso justo debajo de la cumbre. Trato de no contagiarme nunca de la fiebre de la cumbre. Tienes que estar centrado en tu vida cuando importa. No a la cima. No debes pensar en términos de éxito o fracaso. El éxito, si se define como éxito en la cumbre, no le importa una mierda.

Me he vuelto atrás muchas veces, es decir, he fallado, como algunos podrían ver. Pero el éxito de un alpinista no se mide por una expedición, sino por toda una vida, ojalá larga, como alpinista. No haces historia si crees que todo se trata de ganar. También hay que aceptar el fracaso y dar marcha atrás, aprender de él y luego volver a intentarlo. Tenía demasiados amigos que hoy también están muertos porque no lo aceptaron después de una serie de grandes éxitos. 

“Tienes que ser capaz de parar a tiempo. En la montaña y en la vida de montañero”. 

simone moro

¿Tiene modelos a seguir en este sentido? 

Todos los que hicieron historia y todavía están vivos hoy. Reinhold Messner vidas, chris bonington vidas. walter bonati murió cuando tenía 81 años. Ricardo Cassin tenía 101 años. Tienes que ser capaz de parar a tiempo. En la montaña y en la vida de montañero. Uno no debe perder la capacidad de romper y volver atrás. También tienes que liberarte de las expectativas: las tuyas, las de los medios o las de tu propia comunidad, sean quienes sean. 

Este invierno vas a volver al Manaslu.

Por cuarta vez. El Manaslu se considera un 8.000er fácil. Esto demuestra que no hay picos fáciles de 8.000 m en invierno. Todo depende de las condiciones. En el Nanga Parbat funcionó en el tercer intento: el Manaslu ya me ha rechazado tres veces. A ver si tenemos mejor suerte esta vez. 

La última vez, en 2019, tuviste que lidiar con masas de nieve.

Si hay menos nieve que entonces, las posibilidades aumentan en un 50 por ciento. Pero no quiero depender solo de eso. También se me ocurrió otra estrategia.

"Anatoly Bukreev me mostró cómo endurecer tu cuerpo, cómo enseñarle la capacidad de sobrevivir”. 

simone moro

¿Qué? 

Comenzamos la aclimatación el 1 de diciembre. Pero no en Manaslu, sino en otro valle de Nepal. Tal vez cerca del Everest. Quiero entrenar allí y acostumbrarme a la altura. Voy a escalar un pico de 6.000 m e intentaré dormir una o dos noches en la cima. A partir del 21 de diciembre iremos al campo base. Espero que para cuando lleguemos a Manaslu, esté al menos un 50 por ciento aclimatado y que estemos en forma y listos antes si hay una ventana climática en la que intentar una cumbre. 

¿Has aprendido mucho de alguno de tus compañeros en lo que se refiere al alpinismo invernal?

De Anatoly Bukreev, quien hace 24 años durante nuestra expedición invernal en el Annapurna murió en la avalancha, a la que tuve la suerte de sobrevivir. Me enseñó mucho de lo que se necesita para sobrevivir en las montañas en condiciones extremas. Era un verdadero animal de altura. Me demostró que también hay que desarrollar los instintos y escucharlos. También fue uno de los tipos más duros que he conocido. Estaba cortando leña desnudo, con los pies descalzos en la nieve. Por la noche puso una olla de agua frente a la ventana. A la mañana siguiente, quitó la capa de hielo y se echó el agua helada encima. Pero también sabía exactamente cuándo era peligroso para la vida exponerse al frío durante demasiado tiempo. Por supuesto que no estoy a su nivel. Pero me mostró cómo endurecer tu cuerpo, cómo enseñarle la capacidad de sobrevivir. 

Sobre el autor

Bergundsteig-Claus-Lochbihler

Claus Lochbihler (nacido en 1969), periodista de Munich. Prefiere sentir frío antes que sudar. Sus recuerdos más fríos: un baño de primavera invernal en un lago de montaña en Hardangervidda y Palon de la Mare en una tormenta foehn, donde hacía tanto frío en la cumbre que solo ayudó la información de los pingüinos.


Sobre la revista bergundstieg

Bergundstieg es una revista internacional para la seguridad y el riesgo en los deportes de montaña e ilumina los temas de equipos, rescate de montaña, tecnología de cuerdas, accidentes y conocimiento de avalanchas. Bergundstieg es una publicación de las Asociaciones Alpinas de Austria (PES), Alemania (DAV), Tirol del Sur (AVS) y Suiza (SAC).

Eso te puede interesar

+++ Créditos: foto de portada cory richards, Archivo simone moro

Noticias